Temperatura, humedad y CO2

Temperatura, humedad y CO2 en Telegrow

El cannabis tiene diferentes necesidades de humedad y temperatura durante su ciclo de vida, tal y como se muestra en las diferentes tablas:

Ciclo de la plantaHumedad bajaHumedad alta
 

Clon/Esqueje/Plántula

  • Cierra los estomas (poros de las hojas por los que respira la planta)
  • Hojas arrugadas o atrofiadas.
  • Mejora el desarrollo de las raíces.
 

Crecimiento

  • Aumenta la distancia internodal.(entre ramas)
  • Plantas con menos ramas.
  • Reduce la distancia internodal.
  • Plantas más ramificadas, más pequeñas y productivas.
Floración
  • Dificulta la aparición de hongos como la Botritis.
  • Favorece la aparición de hongos como la Botritis.
ESTADO DE LA PLANTAHUMEDADTEMPERATURA
ESQUEJE       75%/90%         19º/27º
VEGETATIVO       60%/80%         19º/27º
FLORACIÓN       40%/30%         19º/27º

 

Como puedes ver una humedad alta durante el crecimiento favorece el desarrollo de las raíces y de las ramas, sin embargo en la floración puede ser nefasta para nuestros cogollos.

 

¿Cómo podemos evitar los problemas de humedad en nuestras plantas?

Primero de todo emplearemos un higrómetro para conocer la humedad relativa y lo situaremos entre las plantas. La medición puede variar de una zona de cultivo a otra, por eso colocamos ventiladores con el fin de hacer la humedad de todo nuestro cultivo lo más homogénea posible.

 

Para subir la humedad del cultivo recomendamos el uso de un humidificador apoyado con un controlador de la extracción según la humedad.
Otras formas de subir la humedad son:

  • Rociar agua con un pulverizador de vez en cuando (poco efectiva).
  • Regular el sistema de ventilación al mínimo o eliminarlo.

Ajustar la extracción al mínimo, nunca hay que eliminar la extracción por completo.
No aconsejamos  niveles de humedad por encima del 90%, deterioran los mecanismos (extractores, ventiladores…)

Durante la floración hay que tener mucho cuidado con la humedad ya que las plantas y los cogollos son susceptibles a sufrir problemas de hongos.

Para bajar la humedad del cultivo resulta muy útil el uso de un deshumidificador apoyado con un controlador de la extracción según la humedad.

Otras formas de bajar la humedad son:

  • Regular el sistema de ventilación al máximo.
  • Regular el sistema de extracción al máximo.
  • Reducir el número de plantas (desastrosa).

 

TEMPERATURA

Es importante mantener una temperatura estable en el cultivo, a la larga te aportará gramos en la cosecha. Los cambios bruscos de temperatura hacen que las plantas se retraigan y disminuyan la producción.

Para conocer la temperatura de nuestro cultivo necesitaremos un termómetro colocado lo más cerca posible de las plantas.

Lo habitual es que la temperatura del cultivo sea alta, por eso es recomendable usar siempre un kit de iluminación refrigerado.

Si te lo puedes permitir no hay nada mejor que un aire acondicionado portátil con el que puedes cultivar hasta en verano.

Otra forma de evitar que tus plantas se sofoquen es darles un aporte extra de CO2, que las ayuda a soportar temperaturas de hasta 36º.

En el caso de que la temperatura sea baja tendrás que hacer uso de calefactores. La fase de oscuridad es la que suele registrar las cotas más bajas.

 

Co2
Como todas las plantas el cannabis necesita Co2 (dióxido de carbono) para realizar la fotosíntesis correctamente.
En un espacio abierto las plantas disponen de este elemento en cantidades ilimitadas pero en un cultivo de interior no.
Por eso es necesario usar un sistema para aportar Co2 a la habitación de cultivo. Acelera el crecimiento de hojas y tallos, creando plantas más fuertes y resistentes.

Para saber si nuestra habitación dispone del Co2 suficiente emplearemos un medidor, mide en p.p.m (partes por millón). Los niveles aceptados por el cannabis están entre 100 y 2.500 p.p.m.

Antes de liberar el dióxido de carbono (Co2) hay que tener presente:

  • La fotosíntesis se realiza de día así que nunca aportaremos CO2 en las horas de oscuridad porque podría matar las plantas.  Mientras lo realizamos debemos desconectar el sistema de ventilación y extracción para no perder nada.
  • Resulta muy útil en verano por ayudar a las plantas a soportar temperaturas de 33º/36º.
  • Al aumentar la velocidad de crecimiento de las plantas también lo hacen sus otras necesidades, demandando más riego, alimento y luz.

 

Cómo calcular las necesidades de Co2 de nuestro cultivo.

  • Primero calculamos la capacidad de la sala de cultivo multiplicando Alto x ancho x largo. (Ejemplo: Alto 2 metros x ancho 2 m. x largo 2 m. = 8 m³.)
  • -Decidimos la cantidad de Co2 que queremos aportar, por ejemplo 1500 ppm.
  • Después multiplicamos el volumen de la sala por la cantidad de Co2 deseada y obtendremos el total de centímetros cúbicos que necesitamos. Ejemplo: 8 x 0,0015= 0,012 m³= 12 centímetros cúbicos.
  • Ahora necesitamos pasarlo a metros cúbicos dividiéndolo entre 1000. 12/1000 =  0,012 m³.
  • Luego dividimos nuestras necesidades de Co2 (0,012m³) con el caudal de aire que sale del generador, en nuestro caso 0,75 m³/h.

Ejemplo:
0,012 m³. / 0,75 m³ / hora= 0,016 horas.

*para pasarlo a minutos lo multiplicamos por 60.

Ejemplo:
0,016 horas x 60 minutos por hora= 0,96 prácticamente 1 minuto.

En 1 minuto aportando Co2 tendremos cubiertas las necesidades de nuestras plantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *