Sustratos de cultivo para marihuana

Existen muchos tipos de sustrato, según el tipo de cultivo, la zona en la que cultives (su temperatura y humedad) o el mayor o menor uso de fertilizantes o aditivos que prefieras. En Telegrow encontrarás las mejores opciones para que elijas el que mejor se adapte a tus necesidades.

Productos destacados

Valorado en 1.00 de 5
Desde: 6,75

Todos queremos un cultivo de marihuana sin problemas, con el más alto rendimiento y por supuesto con la mejor calidad, para ello es necesario escoger minuciosamente cada uno de los elementos que vamos a utilizar para su desarrollo. El sustrato es uno de ellos, son el soporte para las plantas y su función es lograr un buen desarrollo de las raíces. En Telegrow tenemos todos los que necesitarás.

Una de las claves del éxito en un cultivo de cannabis es saber utilizar el sustrato adecuado.

Tierra:

El tipo de sustrato más utilizado y el más natural, sencillo y permisivo frente a los errores. También el más propenso a las plagas y el que proporciona un mejor sabor. Simplemente debemos preparar una buena mezcla seleccionando un sustrato base y aportar unos cuantos mejorantes. Elegir un buen sustrato y hacer una buena mezcla de mejorantes es tan importante que puede determinar tanto el aroma como el sabor de la cosecha, cuando la consumas se notará si has usado el sustrato adecuado, por eso querrás asegurarte de usar el mejor y el más natural de los sustratos.

Mejorantes para tierra:

Modifican las características de la tierra para mejorarla. Hay que añadir nutrientes con abonos sólidos como el Humus de lombriz o el guano de murciélago, hacer que el sustrato tenga más aire y sea por tanto más esponjoso añadiendo perlita, fibra de coco o vermiculita, mejorar el drenaje del agua de riego con una fina capa de arlita en el fondo de las macetas y mejorar la absorción de los nutrientes añadiendo bacterias beneficiosas que ayudarán a descomponer los abonos sólidos.

Coco y Lana de roca:

La lana de roca y la fibra de coco son otros sustratos muy utilizados. Al contrario que la tierra estos no contienen ningún tipo de nutriente por lo que es imprescindible utilizar fertilizantes específicos para este tipo de sustratos y ser muy preciso con ellos pues de no hacerlo correctamente las plantas no podrían alimentarse. Para estos sustratos no se utilizan mejorantes. Con este tipo de sustratos se evitan muchas plagas y enfermedades y la cosecha puede ser mayor pero el cultivo es ligeramente más complejo ya que es imprescindible controlar la EC o electroconductividad del agua además del pH.

Para germinar y esquejar:

Normalmente se utilizan pequeños cubos de lana de roca o Jiffis que son pequeños discos de turba compactada. Ambos sustratos tienen una capacidad de retención de agua y aire óptima. Una vez que ya ha brotado la pequeña plántula se pasa a la maceta definitiva sin necesidad de sacarla del jiffy o cubo de lana con lo cual se ahorra stress a las pequeñas plantas.
Para hacer esquejes el método más utilizado con diferencia son los cubos de lana de roca pequeños que una vez enraizados se pueden pasar a los cubos más grandes.

Los sustratos tanto orgánicos como inorgánicos que tenemos en Telegrow, vienen debidamente preparados para cumplir con todas estas características y asegurar que tu cultivo crezca adecuadamente y en las mejores condiciones.

En nuestro portal ponemos a tu disposición todos los accesorios  y brindamos la asesoría necesaria para todos aquellos que deseen vivir esta interesante aventura de los autocultivos de cannabis.

Descubre y Aprende sobre los Sustratos