Semillas de Exterior

Mostrando 115 de 115 Semillas de Exterior

Filtrar
Ordenar:

Al cultivar tus plantas de marihuana en un espacio exterior no sólo podrás aprovechar todas las bondades de la naturaleza para que tu planta crezca mucho más hermosa y desarrolle toda su potencialidad genética, también estarán expuestas a las plagas, a los hongos y a otras condiciones adversas de las que debes cuidarlas. Lo recomendable es que coseches rápido para evitar riesgos.

Las semillas para el cultivo de plantas al aire libre poseen la genética adecuada para resistir las calamidades que también trae consigo estar en un espacio exterior. Son resistentes a las plagas, a los hongos y a todo aquello que represente un enemigo para nuestros cultivos.

En nuestro banco de semillas podrás conseguir una gran variedad. Escoge la que se adapte más a las condiciones del área de cultivo. Si tienes dudas sobre cuál puede ser la más adecuada, anímate a consultarnos, estamos dispuestos a ayudarte a aclarar cualquier duda.

Si vas a cultivar en un espacio exterior ten en cuenta las siguientes recomendaciones para que tengas buenos resultados y obtengas una excelente cosecha.

Para cultivos en maceta

Si siembras tu plantas en macetas opta por fertilizante líquido ya que éste, al mezclarse con el agua es de rápida absorción, al contrario del fertilizante en polvo que es de absorción lenta y se utiliza para terrenos grandes.

Aleja las raíces del calor

El calor del suelo no es bueno para el desarrollo de las plantas, así que no las tengas en el suelo, de ser así el calor entrará en contacto con la raíz y afectará a tu planta de marihuana. Utiliza platos o eleva las macetas unos centímetros del suelo. Ganarás en refrigeración de las raíces así como estarás a salvo de algunas plagas.

Usa macetas de color blanco

Esto para impedir también el paso de calor a las raíces de la planta, el color blanco refresca la superficie y de esta manera la planta absorberá mejor los nutrientes.

A más calor, más riego

En temporadas donde hace mucho calor, por ejemplo en verano, las plantas deben regarse con más frecuencia. Si utilizas fertilizantes líquidos en el agua, agrega la misma cantidad de fertilizante pero en más cantidad de agua para evitar que se acumulen sales al abusar del fertilizante.

Libres de plagas y hongos

Protege además tus plantas con insecticidas y fungicidas, bien sea biológicos o químicos según tus preferencias y necesidades.

Cuida también la acidez (PH) y las sales (EC), si no sabes muy bien cómo hacerlo en nuestra web encontrarás medidores de PH y EC además de líquidos para corregirlos; con esta información cumplirás este proceso como todo un experto en la materia.