Semillas de Marihuana

En Telegrow te ofrecemos una gran variedad de semillas, búscalas por sus efectos (relajante, psicoactivo o medicinal), por tipo (automáticas, más productivas o más rápidas) o por el banco al que pertenecen.

Productos Recomendados

Ofertas por Tiempo Limitado

-20%
Valorado en 4 de 5
Desde: 6,15
-20%
Valorado en 4.11 de 5
Desde: 8,49
-20%
Valorado en 2.99 de 5
Desde: 6,15
-20%
Valorado en 4.45 de 5
Desde: 7,74

La reproducción de plantas se puede realizar por medio de semillas, como es el caso de la marihuana, que científicamente se conoce como Cannabis. Este tipo de planta se reproduce de forma sexual, es decir, hay plantas hembras, otras macho y algunas pocas son hermafroditas.

En Telegrow la mayor parte de las semillas que vendemos son semillas feminizadas, ya que producen un 99% de plantas hembras, al contrario que las regulares que pueden producir plantas macho cuyas flores no tienen efectos psicoactivos y pueden suponer una pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo a no ser que queramos hacer nuestros propios cruces.

Los bancos de semillas seleccionan sus mejores variedades en función de determinadas características que las diferencian de las demás, como por ejemplo la cantidad de cosecha que producen, la rapidez con que florecen o los efectos que producen entre otras muchas.

Índicas o Sativas

Son los dos tipos principales de cannabis, y tienen características diferentes. Las Índicas normalmente producen más cantidad y sus efectos son más relajantes. Son las más fáciles de cultivar para empezar y las más fuertes son para uso medicinal.

Las Sativas son de efectos más alegres pero en general producen menos al ser plantas que necesitan mucho espacio para crecer. Podemos encontrar variedades sativas que superan con creces los 2 metros en el jardín adecuado.

La gran mayoría de semillas son variedades híbridas de plantas índicas y sativas, lo que se llaman variedades mixtas. La mayoría de bancos indican el porcentaje de genética sativa e indica que posee cada variedad. Cuando la planta se desarrolle mostrará las características heredadas de sus dos progenitores.

Autoflorecientes

También llamadas autos, son la última innovación por parte de los productores de semillas. Florecen automáticamente independientemente de cuando se planten, normalmente en sólo 70 días tras ser plantadas.

En general son plantas pequeñas y compactas y también son ideales, por su rapidez, para los interiores pequeños.

Germinación

Las semillas necesitan una temperatura adecuada, mucha humedad y oscuridad.
Algunos cultivadores las sumergen en agua durante 12 horas y otros las meten entre dos capas de papel de cocina húmedo hasta que aparece la raíz, para luego meterlas en pastillas de turba (jiffys) previamente hidratadas,
o bien directamente en las macetas.

En los últimos años, ha aumentado la siembra de marihuana como planta medicinal, por eso es importante saberlas germinar. Un buen cultivo siempre va a depender de los primeros días de germinación.

Calidad de las semillas y problemas en el cultivo

Siempre es importante que se cultiven semillas de calidad, para que a la hora de cosechar el producto tenga mejor propiedades. Por eso se recomienda que no se siembren semillas verdes o muy claras, ni mucho menos las que no tienen un aspecto muy sano.

Normalmente las semillas de marihuana necesitan un ciclo de humedad constante, sobre todo los primeros días.

Para sembrarlas es muy común colocarlas entre papel de cocina húmedo o en su defecto servilletas (nunca algodones puesto que la delicada raíz se puede dañar), normalmente las semillas germinan en 48-72 horas pero algunas variedades pueden tardar hasta 15, que es cuando días salen las primeras raíces y ya se puede plantar en el sustrato.

Posteriormente, se esperan otros 15 días para poder ver las primeras hojas de la planta de marihuana en sí.

El proceso es muy rápido, sin embargo, a veces falla la humedad antes de que la raíz aparezca, si el algodón o el papel se secan se corta el suministro de humedad y la semilla muere. Es por ello que es importante mantener una humedad adecuada.

También puede suceder que se excedan los niveles de agua y la semilla se ahogue y se pudra. Debemos escurrir siempre el sustrato de germinación para eliminar el exceso de agua, siempre con cuidado de no apretarlo demasiado ya que romperemos la porosidad necesaria del material para que las raíces puedan crecer sin problemas.

Otro motivo de que no germine puede ser la temperatura, la siembra debe tener una temperatura adecuada, normalmente en 20°.

La mayoría de las veces, ante una mala germinación, los cultivadores le echan la culpa a las semillas cuando estas no dan raíz, sin embargo, el 99% de las semillas de marihuana germinan.

Revisa siempre las condiciones de germinación de tus plantas e intenta que el proceso sea sistemático e higiénico para mantener las mejores condiciones posibles.

Por esto en Telegrow puedes adquirir semillas con una alta probabilidad de germinar, porque trabajamos con las mejores marcas del mercado y ponemos a tu disposición todo tipo de semillas.

Otros tipos de semillas

Encuentra la Semilla Perfecta

Descubre y Aprende sobre las Semillas