Mostrando 1 de 1 Cochinilla

La cochinilla es una de las tantas plagas que afecta a las plantas de marihuana, es común que aparezca en los cultivos de exterior y raramente en los de interior en vista de que la favorecen las altas temperaturas y las lluvias leves. Clava su pico en la hoja para absorber la savia hasta matarla; es un enemigo que actúa de manera silenciosa también en el tallo y los cogollos.

Es un insecto que se caracteriza por tener un escudo protector de varios colores y consistencia según sea su tipo, el tratamiento para contrarrestarla debe ser a través de los insecticidas que puedes encontrar en Telegrow.

Como es de reproducción rápida, tiene varias generaciones al año, pero eso dependerá de la especie y de las condiciones climatológicas en las que se encuentre el cultivo. Lo que sucederá es que saldrán de un huevo en forma de larva, se transformarán en cochinilla y en su adultez pondrán muchos huevos.

Mientras más rápido la identifiques podrás prevenir su propagación en el cultivo. Eliminando la cochinilla en tus plantas de marihuana evitarás el retraso de la floración y la reducción de la producción.

Detectarla es muy fácil: es un insecto que mide entre dos y ocho milímetros, es redondo u ovalado, está cubierto por una capa cerosa y tiene poca movilidad. Por lo general se pegan a las ramas, pero recuerda que también se aprecian en las ramas laterales y caminando sobre las hojas.

La cochinilla deja una mancha transparente en las hojas, con un aspecto líquido espeso, similar a una miel, debido a la sustancia que excreta; aparece el hongo negrilla. Un dato curioso es que puede llegar al cultivo a través de otras plantas como los rosales, los geranios u otros vegetales que puedan estar cerca, por lo que tenerlos alejados será fundamental.

¿Qué la hace tan peligrosa? La rápida reproducción, su fácil expansión y la capacidad que tienen los machos para volar y así fecundar a la hembra que no tiene alas. Una buena forma de eliminarla es usando un jabón potásico, que es un insecticida natural que debilita el caparazón del insecto para matarlo. Luego tendrás que pulverizar el cultivo cada dos días o menos hasta lograr que haya desaparecido.

En Telegrow te recordamos que el éxito de los cultivos de marihuana es mantenerlas vigiladas para actuar en caso de ser necesario y usar productos preventivos para evitar que lleguen las cochinillas a tus plantas.