Fungicidas

Las plantas de cannabis son especialmente sensibles a hongos durante la floración. La mejor forma de combatirlos es mantener una humedad baja y utilizar periódicamente cualquiera de nuestros fungicidas. No dejes que un hongo te arruine la cosecha durante los últimos días.

Productos destacados

¿Qué tipo de hongos afectan a los cultivos de cannabis?

La aparición de hongos en los cultivos de cannabis es algo muy habitual; sobretodo en el cultivo interior, aunque no por ello los cultivadores de exterior están a salvo de sufrir este problema. No obstante, tanto en uno como en otro caso la humedad se presenta como un valor determinante a la hora de la proliferación de estos organismos.

Es por ello que debemos estar atentos siempre a los valores de humedad del ambiente, para poder estar al tanto si aumentan demasiado.

En exterior las lluvias de finales de verano o principios de otoño pueden resultar fatales. También hay que estar atentos a la hora de envasar y conservar la marihuana dado que muchos hongos gustan de entornos con poca ventilación y oscuridad.

Normalmente, mantener el cultivo con la humedad adecuada y usar con regularidad productos preventivos antifúngicos como la cola de caballo o el propóleo suele ser más que suficiente para tenerlos controlados.

fungicidas foto 3 de telegrow
fungicidas foto 1 de telegrow

A continuación te detallamos los hongos más comunes que pueden afectar a nuestras plantas:

El oídio aparece como un polvo blanco o grisáceo en la parte de arriba de las hojas que poco a poco se extiende por los tallos y las flores.

La botritis produce una necrosis (marchitamiento) de las hojas, los tallos o las flores y se manifiesta con un cambio de color y de textura de la planta. Además las partes afectadas quedan con aspecto lánguido tornando su verde característico al marrón o al gris.

El fusarium aparece en condiciones de poca higiene y limpieza dentro del cultivo. Los tallos se pudrirán por su base y la clorosis atacará a las hojas, apareciendo manchas en las hojas más viejas.

Un tipo especial de hongo produce el conocido como damping-off (mal de vivero) que hace que los tallos se doblen al poco de nacer, esto se produce por la alta humedad de la germinación sin un sistema de drenaje adecuado además de usar instrumentos que no estén esterilizados.

Por último el mildiu provoca manchas amarillentas o translúcidas en las hojas, más la aparición de una tela o polvo de color blanco en la parte de abajo de las hojas.

fungicidas foto 2 de telegrow

debido a todo esto es importante saber que cuando los hongos aparecen la mayoría de tratamientos específicos son a base de productos químicos potentes por lo que es muy importante conseguir prevenir la aparición de este tipo de problemas.