Macronutrientes, es el nombre que se le da a los minerales que requieren en mayor medida los seres vivos para su desarrollo. Este concepto también se aplica al cultivo de marihuana, las plantas necesitan su suministro, de lo contrario comenzarás a notar daños en tus arbustos si este problema no es corregido a tiempo.

Telegrow te explica en breves pasos la importancia del nitrógeno, uno de los macronutrientes más importantes para tu cultivo, conjuntamente con el potasio, el fósforo, el magnesio y el calcio.

También deberás considerar el suministro de oligoelementos como el hierro, que estimula la absorción de la clorofila y el desarrollo de las plantas, en menor medida que los macronutrientes, pero que también debes tener en cuenta cuando te dedicas al cultivo de marihuana.

En el caso del nitrógeno, su importancia radica en el vigor o fuerza que da a las plantas, es una especie de estimulante para que tengan un mayor número de hojas. De allí que te daremos algunos de los indicios si hay falla de este elemento en tus cultivos.

Así como ocurre con el potasio, la falta de nitrógeno hace que las hojas de las plantas se vuelvan amarillas. Las que tienen mayor tiempo son las primeras en sufrir este proceso y las hojas más jóvenes se ven más pálidas.

Como las más afectadas son las hojas más viejas, si la deficiencia no se ataja a tiempo y el proceso continúa, provocará la caída de las hojas inferiores de tu cultivo.

El nitrógeno provoca la estimulación y aparición de más hojas, y su ausencia hará que exista menos follaje y por lo tanto la cosecha sea raquítica.

Es importante que uses el corrector de nitrógeno con mucho cuidado, porque así como la deficiencia causa problemas, su exceso también tendrá consecuencias negativas, producirá la aparición de plagas y una floración escasa.

Nuestra tienda online cuenta con el Corrector de la Carencia de Nitrógeno de Canna (1 Litro), especialmente indicado para combatir el déficit de este macronutriente en tu cultivo. Debes usar entre 1 a 2 ml. por cada litro de agua en todos los riegos hasta eliminar la carencia.

Asegúrate de leer muy bien las instrucciones de cada producto que compres para cuidar tus cultivos, pues de su correcto uso dependerá la salud de tus plantas.

El nitrógeno incide también en la calidad final del cultivo, por lo que revisar el aspecto de las hojas con frecuencia es un trabajo que deberás hacer durante todo el proceso para evitar que la falta de nitrógeno provoque daños irreparables.