El fósforo es el elemento de mayor importancia para el desarrollo óptimo de todo cultivo de marihuana, junto al nitrógeno y el potasio, conforman la tríada que le da el vigor, potencia, fortaleza y el éxito a una cosecha de cannabis.

La ausencia o carencia de uno de estos tres minerales o el exceso en los cultivos también causará daños perjudiciales que al final se notarán porque tu cosecha será improductiva o de mala calidad

Telegrow, el mayor grow shop de España, te ofrece a través de su catálogo, correctores de carencia para cada uno de estos elementos que te ayudará en equilibrar los macronutrientes que garantizan el desarrollo ideal de las plantas de cannabis.

El potasio estimula la floración, la síntesis y absorción de alimentos y agua para tus plantas; el nitrógeno promueve la floración y el follaje e incide en la calidad final del cultivo.

Pero ahora te explicamos la importancia del fósforo para las plantas de marihuana, que tienes que conocer cuando comienzas a cultivar cannabis para asegurar el éxito en este trabajo.

El fósforo lo necesitan todas las plantas, incluyendo por supuesto las de cannabis, pues permite el desarrollo de la raíz en la etapa temprana, le da fuerza al tallo, estimula la resistencia a enfermedades, el consumo de nutrientes, la formación de la flor y la producción de las mismas..

En pocas palabras, casi todos los aspectos del crecimiento del cannabis y su desarrollo son explícitamente dependientes del fósforo, de allí que el cultivo no logre salir adelante si falla alguno de los elementos de la tríada (Nitrógeno- Potasio-Fósforo).

Una planta que tenga ausencia de fósforo perjudica su crecimiento, le impide asimilar otros nutrientes y hace que sean propensos a sufrir enfermedades y ser atacadas por plagas.

Los cultivos de cannabis con menos fósforo, con frecuencia crecen menos y presentan hojas decoloradas, púrpuras o rojizas, justamente este síntoma es el primero que vas a notar y será el que te haga tomar medidas inmediatas para atacar la carencia.

En nuestra tienda online, para evitar esta deficiencia, ofrecemos el Corrector de la Carencia de Fósforo de Canna (1 Litro). Diluye 1 o 2 ml. del corrector por cada litro de agua en todos los riegos hasta que desaparezca la carencia.

Ten en cuenta que un exceso de fósforo puede provocar un déficit de potasio, así que debes ser muy cuidadoso en su suministro.