Bajo consumo (CFL y fluorescentes)

La luz fría que producen los tubos fluorescentes específicos para cultivo así como las lámparas o bombillas CFL (Compact Fluorescent Lamps) son perfectas para esquejes o mantener plantas madres. También se pueden utilizar para pequeños cultivos. Al no producir calor se pueden acercar mucho a las plantas. Las más comunes son las de 105, 150, 200 y 250 Vatios.

Productos destacados

Valorado en 3.00 de 5
63,90

Bajo consumo (CFL y fluorescentes)

Bombilla CFL Solux para Floración

Desde: 19,75

Bajo consumo (CFL y fluorescentes)

Kit Tubos Fluorescentes 2x55W para Madres y Esquejes

Valorado en 2.50 de 5
55,50
Valorado en 2.00 de 5
Desde: 64,95

Bajo consumo (CFL y fluorescentes)

Bombilla CFL 250W Agrolite para Crecimiento

Valorado en 1.00 de 5
51,90

Las bombillas CLF son lámparas compactas. Es simplemente la adaptación del muy conocido tubo fluorescente industrial pero en este caso, se establece para el uso doméstico, su tamaño, en este caso, ha sido disminuido mediante técnicas de plegado para cumplir una función específica en los cultivos de marihuana. Está provista de un casquillo que asegura la transmisión de corriente y donde también está colocado el balastro.

Una técnica simple y práctica para ayudar al crecimiento y floración de nuestras plantas. Son perfectas para el crecimiento de las plántulas jóvenes y para el enraizamiento de los esquejes.

Tienen la ventaja de consumir poca energía y con un precio accesible que sólo encontrarás en Telegrow.

Las bombillas de bajo consumo CFL y fluorescentes son una opción viable para los cultivadores.

Generan poco calor lo que supone una gran ventaja para las personas que quieran cultivar marihuana en espacios pequeños. Su vida útil es de unas 23 mil horas aproximadamente.

Para  incrementar la producción es necesario colocar las plantas muy cerca de la bombilla CFL.

Debido precisamente a las características de bajo consumo que tiene la bombilla, la evaporación es prácticamente nula, por lo que el riego de las plantas debe ser limitado. Es importante que tengas en cuenta que para obtener el resultado más adecuado, que en definitiva es lo que buscamos con el uso de estas bombillas, lo más recomendable es que sean plantas de tamaño pequeño, no muy altas. Esto permitirá obtener mejores resultados.

Es conveniente cambiar las bombillas una vez cumplidas las 18 mil horas a fin de mantener su eficacia, aún y cuando expertos aseguran que la vida útil de la lámpara es mayor a éste.

Recuerda que para equipar tu armario de autocultivo necesitarás utilizar una bombilla de bajo consumo de al menos 125w y colocar tus plantas cerca de la lámpara ya que su área de acción es de 20 a 30 cm.

Al acercar las plantas mucho a las bombillas estaremos garantizando que no se van a estirar mucho y estarán más frondosas y compactas. Además no debemos olvidar que el uso de esta lámpara generará ahorro de luz.

Para la etapa de crecimiento debes elegir una CFL de luz blanca, ya que su espectro lumínico funcionará mucho mejor en esta fase, pues estimula de forma eficaz el crecimiento del tallo, mientras que en la etapa de floración, deberás utilizar una de luz cálida para la maduración y engorde de los cogollos.

Iluminacion CFL 1 de Telegrow