Hidroponía y Aeroponía

Los sistemas hidropónicos y aeropónicos no utilizan tierra para el cultivo, son más productivos que el cultivo en tierra y menos propensos a las plagas. Su uso es mucho más sencillo de lo que puede parecer en un principio y vienen con todo lo necesario para empezar a cultivar.

Productos Recomendados

style=”text-align: center;”>Ofertas por Tiempo Limitado

-16%
Valorado en 3.5 de 5
299,00 250,00
-17%
Valorado en 2.00 de 5
499,00 415,00
-22%
Valorado en 3.5 de 5
1.390,00 1.090,00
-26%
Valorado en 3.5 de 5
349,00 260,00

Cuando nos planteamos el cultivo de cannabis por primera vez pueden surgirnos dudas a la hora de elegir cual es el mejor sistema de cultivo.

En el cultivo tradicional las plantas están firmemente ancladas y sujetas por las raíces a la tierra. Este tipo de cultivo, el más habitual, tiene sin embargo algunas desventajas frente a los cultivos hidropónico y aeropónico que merece la pena conocer y que hacen que sean una muy buenas opciones a considerar. Para poder elegir bien, necesitamos conocer los detalles de cada uno.

En Telegrow te invitamos a conocer las diferencias y ventajas analizando las características de cada sistema, para que en base a lo que deseas hacer, puedes elegir el que más se ajuste a tu proyecto.

Cultivos hidropónicos

Son aquellos que usan sustratos como la arlita, la lana de roca o el mapito. En estos modelos se utiliza un sistema de recirculación que bombea el agua con los fertilizantes en un circuito cerrado desde el depósito a cada una de las plantas. Una vez se ha drenado el agua ésta vuelva al depósito y se reinicia el proceso.

En los sistemas hidropónicos, el agua es un elemento fundamental para su funcionamiento. Asegúrate de que los niveles de acidez sean los adecuados (pH) además de la conductividad (Ec). La temperatura, es otro factor importante que tendrás que controlar para que la planta arraigue.

Cultivos aeropónicos

En este caso las raíces se encuentran completamente al aire sin ningún tipo de sustento, las plantas están colocados en unas rejillas con arlita o en discos de neopreno y esto permite sostener la planta dentro de la maceta. Las raíces absorben los nutrientes de forma pulverizada por lo que reciben muchísimo Oxígeno y no tienen ningún tipo de resistencia. Unicamente debe dedicarse a crecer y por supuesto a expandirse, siempre y cuando le aportes el abono en las cantidades adecuadas.

En ambos sistemas, la rapidez y la producción son muy destacables y superiores al cultivo en tierra. Las raíces se desarrollan limpias y completamente sanas. Al desarrollarse alejados del suelo, se evita la aparición de plagas y enfermedades, y se hace más fácil identificar cualquier problema que pudieran registrarse con las raíces.

Descubre y Aprende sobre cultivo hidropónico