Mostrando 9 de 9 Cajas de curado

En Telegrow tenemos para ti una gran variedad de cajas de curado para que completes esta etapa tan vital para el éxito de todo tu proceso de cultivo de cannabis.

Durante el curado se busca extraer la humedad que aún permanece en el interior de los cogollos luego del proceso de secado. Para lograr ésto los cogollos deben ser introducidos en recipientes adecuados, bien sea de cristal herméticos o cajas de madera. La mayoría de los cultivadores prefieren estas últimas porque le aportan valores aromáticos adicionales a la hierba, como por ejemplo las cajas de madera de cedro.

Existen distintos tipos de cajas de curado, en nuestro catálogo web te definimos y detallamos las características de cada una de ellas. Incluimos 10 modelos de cajas de curado para tus plantas de cannabis. Las hay de distintos tamaños y de acuerdo a sus características variará el precio.

Este tipo de cajas vienen en tres tamaños: Grande, pequeña y mediana. En el catálogo podrás ver las medidas exactas.

También cuentan con una malla que permiten la extracción de tricomas. La malla se ubica en el fondo de la caja y permite extraer las glándulas más maduras de la flor.

Dentro de los modelos grandes está la 00 Box elaborada en cedro, madera que le aporta un aroma extra muy especial. Además de funcional el diseño de la caja es bonito y elegante, sin duda cuidando todos los aspectos.

Todos los modelos de cajas de curado que te ofrecemos vienen elaborados en cedro africano de excelente calidad y además cuentan con la malla para filtrar los tricomas de tus hermosas plantas cannabis.

Recuerda que el proceso de curado influye considerablemente en el sabor y el olor de tu marihuana, así que debes ponerle mucha atención y buscar los insumos de excelente calidad para completar esta etapa.

El curado puede durar entre dos y seis semanas, todo va a depender de las condiciones de clima. Recuerda que las cajas o frascos de vidrio deben colocarse en una zona oscura y fresca. Procura abrir los envases una vez al día una o dos veces y dejarlos así por al menos cinco minutos, luego vuelve a cerrarlos.

Desde el primer día que comience el proceso de curado notarás los resultados, os cogollos ya no estarán tan crujientes porque la humedad de su interior se esparcirá además no estarán tan verdes porque la clorofila comenzará a descomponerse. Tus cogollos están listos cuando sus tallos se rompan con un ligero chasquido.