Extractores básicos

Tipo Extractor

Diámetro

Mostrando 11 de 11 Extractores básicos

Filtrar
Ordenar:

Para calcular el tamaño del extractor ideal para tu cultivo interior de marihuana no necesitas ser un experto en el tema, es fácil y sencillo saberlo. Solo necesitas tener a la mano una calculadora y seguir las instrucciones.

Para saber cual es el más adecuado para tu cultivo, solo debes calcular el volumen del armario en metros cúbicos (alto x ancho x altura en metros), luego debes multiplicar el valor en metros cúbicos por 40, ésto para renovar el aire cada minuto y medio. Una vez obtenidos estos resultados. Todo esto te dará el resultado final del extractor que necesitas instalar.

Por ejemplo, si tenemos un armario de 2,5 m de largo x 1,40 m de ancho x 2,40 m de alto. Aplicamos la fórmula:

2,5 x 1,40 x 2,40 = 8,4 m3. Ahora debemos calcular  cuánto debemos extraer cada hora, pues los extractors vienen expresados en m3/h. Tenemos que dividir los 60 minutos de una hora entre 1,5 minutos, el resultado es 40, que equivalen a las veces que se renovará el aire en nuestro cultivo cada hora. Lo proximo es multiplicar 40 por los 8,4 m3 del armario. El resultado es: 336m3/hora y esa será la potencia del extractor que debemos adquirir.

Los extractores se clasifican en base a la dirección del flujo del aire, respecto al eje de rotación del motor. Por ejemplo, si el aire sale en una dirección igual a la del eje del motor, son axiales; mientras que si por el contrario, sale de forma perpendicular al eje del motor, entonces se trata de extractores centrífugos.

Los extractores axiales también son llamados helicoidales por la forma en la que toman el flujo de aire al funcionar, son diseñados para cultivos y están compuestos por un motor con un número de entre 2 y 13 palas. Este tipo de aparatos son capaces de mover un gran caudal de aire a baja presión. En el caso de los cultivos interiores pequeños, los extractores de mayor uso son los axiales, ya que los centrífugo se utilizan cuando se desea mover un gran volumen de aire.

Por su parte, los extractores centrífugos los puedes encontrar con la siguiente clasificación:

  • Con palas alabeadas hacia adelante que generan baja presión y un gran caudal, y son silenciosos.
  • Con palas inclinadas hacia atrás que producen una alta presión y son muy eficientes.
  • Con palas rectas: rendimiento más bajo, pero más resistente a los cambios de presión.

Los extractores los usamos para renovar el aire de nuestro cultivo, regulando también de paso la temperatura y humedad de la habitación. Según el tamaño del armario o la habitación necesitaremos uno de mayor o menor potencia. Cuando funciona para meter aire fresco en el cultivo, lo denominamos intractor.